• Oferta

Autor: Magdalena Holzhey

Con su Pittura Metafísica, el pintor italiano nacido en Grecia Giorgio de Chirico (1888-1978) ejerció una notable influencia en la vanguardia europea de entreguerras, y fue aclamado por artistas de la talla de Pablo Picasso y Paul Éluard.

La Pittura Metafísica del artista situaba figuras con aspecto de maniquíes o estatuas en espacios con perspectiva de punto único, como plazas de una ciudad, soportales que van disminuyendo de tamaño, paredes lejanas o interiores claustrofóbicos.

Las perspectivas angulosas, las sombras impresionantes, los planos geométricos y los vacíos en el espacio conformaban composiciones dramáticas en las que se escondía una sensación de ansiedad y soledad.

Las pinturas buscaban inquietar, que el observador se replanteara la realidad y buscara bajo las apariencias recuerdos esquivos y percepciones inesperadas. Mientras que los surrealistas afines a Breton recurrían a las teorías del inconsciente de Freud, De Chirico se sentía fascinado por Nietzsche. Esta rigurosa introducción al artista explora las inquietantes sombras y siniestros rincones de la Pittura Metafísica del pintor así como su posterior progresión a un estilo más clásico, un cambio muy criticado por los surrealistas que tanto admiraron sus primeras obras.

Ficha Técnica

ISBN: 978-3-8365-6470-0

Editorial: Taschen

Dimensiones: 21 x 26 cm

Encuadernación: Tapa dura

Idioma: Español

EAN: 9783836564700

N° de páginas: 96

También te podría interesar